Newsletter

:

CUARTO CONGRESO URUGUAYO DE CIENCIA POLÍTICA

"La Ciencia Política desde el Sur"
14, 15 y 16 de Noviembre, 2012

CONVOCATORIA


En los últimos 40 años los cambios y las transformaciones en la sociedad, en la economía y la política han sido la constante en el mundo. Para el Cuarto Congreso Uruguayo de Ciencia Política, invitamos a presentar artículos, paneles, mesas redondas y posters que se propongan avanzar en la formación de conocimiento y estimulen el diálogo comparativo dentro y fuera de nuestra región. El reciente fallecimiento de Guillermo O'Donnell y el reconocimiento de su obra nos interpela sobre la evolución de la Ciencia Política en el Sur y nos llama a reflexionar sobre los avances, déficits, y desafíos como disciplina.


La supervivencia de las democracias de la tercera ola hizo que las preocupaciones académicas de los problemas asociados a las democratizaciones pasaran a centrarse en los asuntos  vinculados a la calidad de esas nuevas democracias. Analizar los éxitos y los debes de las democracias en América Latina, su relación con la calidad de la representación, con la democracia directa, y con los niveles de estatalidad, no solo ayuda a entender a nuestros países sino a pensar de mejor manera en procesos similares en otros continentes.

El nuevo contexto económico internacional ha visto mejorar como nunca los términos de intercambio de los países latinoamericanos, aunque también la última crisis financiera internacional ha mostrado su inestabilidad. Las claves de la economía política del bienestar y del desarrollo en América Latina requieren examinar los modelos anteriores para advertir posibilidades y restricciones de las iniciativas actuales.

La arquitectura financiera y comercial  internacional, el sistema multilateral y los procesos de integración política y económica parecen tambalear y están lejos de encontrar un equilibrio. Cuáles serán los nuevos parámetros normativos, políticos y económicos del sistema internacional y de los procesos de integración en la región son preguntas más que estimulantes para esta sub-área de la disciplina.

En los años setenta, los trabajos de O'Donnell así como los de Cardozo y Falleto, en el marco desarrollista de la época, trastocaron la forma en que las ciencias sociales entendían los procesos de modernización, desarrollo y democratización. Con recorridos vitales e intelectuales enraizados en Sudamérica, estos académicos propusieron miradas innovadoras sobre los procesos de modernización, sus efectos sobre la política y sobre el desarrollo que tallaron en el pensamiento politológico y sociológico internacional. Su herencia interpela la forma en que dialogamos con el mundo. Guillermo O'Donnell entrevistado por Munck y Snyder (2007) respecto a la crítica que su libro Modernización y Autoritarismo supone a la teoría de la modernización dice:

“Yo me opuse y era crítico de las teorías que postulaban una tendencia universal y tenían una inclinación teleológica. Esta tendencia es típica del centro imperial. Los británicos la tenían, los soviéticos la tenían, y los intelectuales estadounidenses la han tenido. La idea básica es que dado que se está en el centro se pueden apreciar algunas tendencias históricas universales, y estas tendencias ocurren o deben ocurrir en todas partes. Yo resistí esta visión porque estaba muy consiente de lo que ocurría en América Latina, y porque esta perspectiva ignora las especificidades de las diferentes regiones”.[1]

Como en los setenta, el presente invita a la ciencia política a jugar un rol importante desde el Sur. Este rol consiste en integrarse para volver a realizar aportes comparados, ser capaz de dialogar metodológicamente y teóricamente de forma de aportar al conocimiento de la disciplina. Este desafío permitirá un entendimiento más cabal de los procesos políticos aquí y en otras regiones.
[1] Tomado de Gerardo L. Munck y Richard Snyder. 2007. Passion, Craft, and Method in Comparative Politics. The Johns Hopkins University Press. Baltimore. Traducción propia, en inglés en el original.

Compartir