Newsletter

:

Semblanza Aldo Solari

A 25 años del fallecimiento de Aldo Solari, la Asociación Uruguaya de Ciencia Política (AUCiP) instituyó con su nombre el Premio a la Trayectoria en Ciencia Política, que en 2014 fue otorgado por primera vez a Jorge Lanzaro.
En virtud de ello, publicamos una breve semblanza de Aldo Solari, escrita por Rolando Franco – otro intelectual uruguayo de larga trayectoria en la CEPAL – que tuvo una relación de discípulo filial con Solari.
Complementariamente, puede consultarse el texto adjunto: la Introducción al libro de Estudios en Homenaje a Aldo E. Solari, coordinado por el propio Rolando Franco, Sociología del Desarrollo, Políticas Sociales y Democracia (México, Siglo XXI 2001).

Para consultar el texto haga clic aquí

Aldo E. Solari nació en Montevideo el 13 de julio de 1922. Obtuvo el título de Doctor en Derecho y Ciencias Sociales, que lo habilitó para ejercer como abogado, profesión en la que se desempeñó por años, al mismo tiempo que ejercía la docencia en la Universidad de la República y como integrante del grupo fundador del Instituto de Profesores “Artigas” (IPA).
Aprovechando la Beca “Artigas”, frecuentó la London School of Economics and Political Science y, en París, el Institut National d’Études Démographiques (INED) y la Sorbonne. En la primera profundizó en temas de educación; en la segunda, se preocupó el envejecimiento de la población uruguaya, tema hasta entonces ignorado en el país.
Su actividad sociológica comenzó en la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales, donde defendió con éxito las pruebas para la carrera docente, con una tesis titulada Sociología Rural Nacional (1953), monumental obra en la que recurrió a fuentes documentales poco exploradas anteriormente sobre la conformación de la estructura agraria en el Uruguay.
Como profesor titular produjo sus Apuntes de Sociología (1959), que fueron por muchos años la bibliografía imprescindible para sucesivas generaciones de estudiantes.
De 1963 a 1967 fue Director del Instituto de Ciencias Sociales de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales, cuyo primer director había sido Isaac Ganón (1958-1962), otro abogado y sociólogo pionero. Desde el ICS promovió una serie de investigaciones y reuniones. Entre las primeras hay que citar el famoso trabajo sobre la movilidad social en Montevideo que realizó con Jean Labbens (1961). Entre las últimas, conviene recordar el Seminario sobre Elites y Desarrollo en América Latina, que coordinó junto a Seymour M. Lipset (1967).
También merece mención el libro Uruguay en Cifras (1966), sistematización y análisis de información estadística, que constituyó un hito para un país caracterizado por entonces por una ignorancia complaciente sobre su propia realidad.
En la Comisión de Inversiones y Desarrollo Económico participó en el Informe sobre el estado de la educación en el Uruguay (CIDE 1967). Y publicó El desarrollo social del Uruguay en la postguerra (1967).
Ejerció la docencia en el Instituto de Sociología de la Universidad de Buenos Aires, creado por Germani. También estuvo vinculado al Centro Latino-Americano de Pesquisas em Ciencias Sociais, de Rio de Janeiro.
En 1967, se trasladó a la CEPAL, en Santiago de Chile. Desarrollaría allí una importante etapa de su vida intelectual, primero en la División de Asuntos Sociales y luego en el Instituto Latinoamericano de Planificación Económica y Social (ILPES), donde ejerció como director de la División de Planificación Social y más tarde del Área de Investigaciones. Fue un periodo de gran producción intelectual, que se tradujo en libros como Teoría, acción social y desarrollo en América Latina (1976), Estudios sobre educación y empleo (1973), Algunas reflexiones sobre la juventud latinoamericana (1972), Problemas del desarrollo social de América Latina (1974). También hizo contribuciones importantes en publicaciones institucionales que pueden considerarse clásicas: Educación, recursos humanos y desarrollo en América Latina (Nueva York, CEPAL, 1968), El cambio social y la política de desarrollo social en América Latina (Nueva York, CEPAL, 1969) y Las transformaciones rurales en América Latina: ¿Desarrollo o marginación? (CEPAL, 1979).
En ese periodo ejerció la docencia en la FLACSO y en la Pontificia Universidad Católica de Chile. Solari participó asimismo en múltiples congresos y seminarios internacionales y fue miembro de la Asociación Latinoamericana de Sociología, la American Sociological Association, la American Educational Research Association y la International Sociological Association, de cuyo Comité Ejecutivo formó parte entre 1966 y 1970, y de la cual fue Vicepresidente, entre 1970 y 1974. También integró el Consejo de Administración del International Institute for Educational Planning de la UNESCO (París 1973-1976).
A fines de 1979 asumió como Representante Residente del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) ante el gobierno del Ecuador. Al abandonar el sistema de las Naciones Unidas, regresó a Uruguay, donde asumió la Vicepresidencia del Consejo Directivo Central (CODICEN), de la Administración Nacional de la Educación Pública (ANEP).
En esta nueva etapa priorizo el enfoque politológico relacionado con la sociedad uruguaya y fue Presidente de la Sociedad Uruguaya de Análisis Político (SUAP). En 1987, fue incorporado a la Academia Nacional de Letras del Uruguay.
Desempeñando su función en el área de la educación pública, con responsabilidad, seriedad y tenacidad, murió el 30 de enero de 1989.

Compartir